miércoles, 12 de noviembre de 2014

Resumen de la primera parte de El estudiante de Salamanca

Este poema empieza describiendo  el paisaje de Salamanca a media noche,  hora en la que las calles están desiertas solo con la presencia de vagantes fantasmas y ruidos temerosos, como las campanas de una iglesia que a las brujas convoca. Todo esta oscuro y nada se ve, salvo en las torres de la iglesia las siluetas de fantasmas refleja. Mientras los habitantes duermen, en una lucha de espadas un hombre muere. El asesino escapa por las calles de Salamanca, y pasa por la calle del Ataúd, oscura y temerosa, únicamente  alumbrada por una lampara que da luz a una imagen de Jesús. Al asesino un fantasma se le acerca, pero este, valiente, a el se enfrenta sin ningún temor, llamado Segundo Juan Tenorio. Como hombre maleducado y egoísta, ni en su pasado recuerda a la mujer que abandonado y ni el dinero que perdió. Famoso este estudiante por su buena vida y talante,  por su generosa nobleza y hermosura. El envidiado y el inigualable don Félix de Montemar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario