domingo, 14 de febrero de 2016

Siglo XVII

Monarcas de la casa de Austria. La monarquía Hispánica es un poderoso imperio. Desde la corte de Madrid se gobierna sobre el resto de reinos peninsulares.
En Italia, los Habsburgo dominan el Milanesado y los reinos de Nápoles y Sicilia.
Presencia Hispánica en África,que es pequeña pero estratégica, América y Asia.
Cuando el reino de Portugal se integra en la Monarquía Hispánica causa la suma de nuevos territorios y los navegantes portugueses, volcado en el comercio con Oriente establecen numerosas e impotantes escalas.
A pesar de poseer este gran imperio, estos son años de decadencia y de desgaste. Durante este siglo se manifiesta el derrumbamiento de un imperio forjado a través de conquistas y herencias. España se ve acosada por múltiples en el exterior incapaz de gestionar los territorios.
Francia e Inglaterra se perfilan como grandes potencias, dispuestas a ocupar el lugar hegemónico que España va abandonando. Este proceso de descomposición de la dinastía es el acto final de los Austrias, una guerra de sucesión después de la muerte de Carlos II.
El esfuerzo realizado por la corona en defensa de los territorios bajo su soberanía dificulta las reformas en el interior necesarias antes los problemas económicos y políticos del  país. Las reformas son solicitadas por los arbitristas y la falta de respuestas de los monarcas y sus validos facilita el enfrentamiento con las oligarquías sociales que gobiernan los reinos que se oponen a realizar sacrificios fiscales y transformación que suponga menoscabo de su poder.
Existe una crisis continuada en lo político y económico sin embargo se asiste un periodo de esplendor y plenitud.  A esta época se le llama Siglo de Oro, un periodo de limites difusos e imprecisos marcados por la eclosión del Barroco y la Contrarreforma. El mundo Católico se siente amenazado por protestantes, judíos y musulmanes y observa en el arte especialmente en la pintura y escultura un medio para hacer llegar a la población el mensaje religioso.
En el Siglo de Oro el teatro fue una de las diversiones principales, las obras se representaban en los corrales de comedia.
El siglo XVII fue una época de grandes cambios en la que España se ve esforzada a abandonar la posición hegemónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario